COMPARTIR
22 de marzo de 2018

El día Mundial del Agua

Desde el Centro Científico, Tecnológico y Educativo “Acuario del Río Paraná” nos sumamos a esta celebración en un compromiso activo con el uso sustentable del agua, entendiendo que es un recurso indispensable para la vida y un derecho de la humanidad.

El agua es una de las moléculas imprescindibles para que se desarrolle la vida en la tierra ya que todos los seres vivos están constituidos por un 60% o 70 % de agua y todas las reacciones que permiten a los organismos desarrollarse y vincularse con el entorno están mediadas por el agua. Si bien es una molécula fundamental su disponibilidad en la tierra no es tan abundante ni ilimitada como solemos pensar. El 97,5% del total existente en el planeta es agua salada, mientras que solo el 2,5% restante es agua dulce y sólo el 0,025% es agua dulce superficial de fácil acceso.

El agua tiene su propia dinámica en el ciclo hidrológico, lo que la convierte en un recurso renovable pero finito. A medida que el hombre ha modificado el ciclo natural para poder utilizar el agua para su provecho, se han generado diferentes ciclos artificiales o antrópicos que no sólo modifican su circulación sino también sus características, ya que en estos nuevos ciclos se altera la calidad del agua. El agua es captada para su uso y luego es devuelta al medio en otras condiciones. En este contexto, los humedales juegan un papel muy importante en el ciclo porque reciben agua por precipitaciones (lluvia, nieve o granizo), agua subterránea o mediante arroyos y ríos, y la sueltan ya sea a otros cursos de agua superficiales, por infiltración a través del suelo formando depósitos de agua subterránea o mediante transpiración y evaporación de las plantas nuevamente a la atmósfera.

Por lo general, el agua se acumula o su circulación es más lenta en los humedales, su liberación sucede lentamente, y esto tiene efectos importantes ya que regulan los excesos y deficiencias hídricas, ayudan a mitigar las crecientes y la recarga y descarga del agua subterránea.

Mediante la retención, transporte y transformación de nutrientes, sedimentos y contaminantes, los humedales juegan un papel muy importante en los ciclos de la materia y en el mantenimiento de la calidad de las aguas. Es por esto que el manejo sostenible de los humedales garantiza servicios ecosistémicos esenciales (como agua limpia y potable) a las poblaciones además de actividades recreativas y comerciales más efectivas.

La ciudad de Rosario se encuentra en la porción terminal de la cuenca del Plata y forma parte del Sistema de humedales Paraguay – Paraná, uno de los corredores de humedales más importantes del mundo. Esta región, llamada Delta, es un mosaico de humedales con una gran diversidad de ambientes siempre cambiantes determinados por las crecientes y bajantes del río marcan un pulso de vida propio y muy dinámico.

Desde el Centro Científico, Tecnológico y Educativo “Acuario del Río Paraná”, trabajamos a diario generando conocimiento acerca del humedal y dando a conocer la importancia de conocerlo y usarlo de forma sostenible y sustentable.

Te invitamos a ver nuestro video alusivo al Día Mundial del Agua en nuestro FB Acuario del Río Paraná