COMPARTIR
30 de julio de 2019

27 de julio – Día del Acuarista

¿Sabías que el 27 de julio de 1987 la emisión de estampillas del Correo Argentino sobre “Peces que habitan Ríos Argentinos” dio origen al Día del Acuarista?

Desde el Centro Científico, Tecnológico y Educativo “Acuario de Río Paraná” trabajamos para la
conservación de los peces del río Paraná, de su fauna y ecosistemas, integrando la ciencia y la educación en nuestras diferentes propuestas.

El río Paraná, en el trayecto que recorre nuestra región, tiene más de 250 especies de peces registradas, 100 de ellas y más de 2.000 ejemplares habitan la Sala de Acuarios en enormes peceras que representan los diferentes ambientes del ecosistema del río.

Garantizar las condiciones de sanidad y el bienestar animal es una tarea compleja que el Acuario realiza con el soporte de conocimientos científicos, tecnología avanzada y un gran equipo de personas especializadas y apasionadas.

El Centro cuenta con un área Técnico-Acuariológica donde trabaja un equipo de acuaristas. Son biotecnólogos, especialistas en biodiversidad y veterinaria, ingenieros, laboratoristas, técnicos.

Todos también son buzos. Se encargan de la alimentación de los peces, el bienestar animal, del
mantenimiento de las peceras y el control de la calidad del agua.

El equipo de acuaristas y de científicos del Laboratorio intercambian conocimientos y experiencias para el
estudio de los comportamientos de las especies de peces y de sus necesidades fisiológicas. La observación y
el análisis permiten dar a luz a información ictícola oculta en las aguas del río Paraná a través de documentos científicos y el desarrollo de herramientas para piscicultura.

Transmitir estos conocimientos a la comunidad es clave para el compromiso con la conservación. El equipo
de acuaristas junto a científicos, educadores y jóvenes guías construyen los relatos para las visitas guiadas del
público. Los conocimientos científicos y las curiosidades sobre los peces y sus ambientes enriquecen las
experiencias sensoriales de la mano de la participación, el juego y la tecnología.

Así, el “Acuario del Río Paraná” contribuye a la construcción colectiva de una cultura para la conservación
ambiental y el aprovechamiento sustentable de uno de los recursos de agua dulce más importantes y
biodiversos del planeta: el río Paraná.